¿Tu gato/s al que tanto quieres ha tomado tus muebles, puertas, cortinas, sofá y todo lo que piense que es suyo para limarse las uñas? Si no tienes una casa en el campo o con jardín para que se pueda limar las uñas entonces lo que necesitas es un rascador para el gato y este es tu lugar adecuado. Aquí te explico cómo elegir el rascador perfecto para que tu gato se sienta cómodo.

Hay infinidad de rascadores por eso es muy importante la elección del rascador que vamos a comprar dependiendo de su tamaño, su posición y material.

Tamaño

A la hora de elegir lo más importante que debemos tener en cuenta es el tamaño de nuestro felino. Un rascador grande si tienes un gatito pequeño puede hacer que se sienta incómodo. Lo mismo ocurre al contrario, si el gatos es grande debemos de escoger un rascador que corresponda con su tamaño. Esta característica también va a depender del espacio libre que tenemos en casa para colocarlo.

Posición

Otra de las características a tener en cuenta es la posición del rascador. Tenemos que fijarnos si nuestro gato suele limarse las uñas en una superficie horizontal o vertical.

Si el gato lo hace de forma horizontal tenemos que elegir un rascador plano. Dentro de estos están los de alfombra y los de cartón.  Con este tipo de rascadores se necesita suficiente espacio para colocarlo.

Dentro de los verticales hay de varios tamaños: los pequeños que son los que se pueden colocar en los laterales del sofá y reciben el nombre de esquineros, también son más pequeños los de poste. Después estarían los que se colocan junto a una pared. Y en los de mayor tamaño estarían los árboles.

Material

Existen dos tipos de materiales de cartón o de sisal.

Los rascadores de cartón son más baratos, porque su durabilidad es menor, aunque depende mucho de la manera que este prensado el cartón cuanto más compacto más tiempo tardará nuestro gato en gastarlo.

Por último, los de sisal, los podemos encontrar en forma de tejido o de cuerda. Es un material natural y es más resistente. Este tipo de rascadores es el que más le gusta a nuestros gatitos.

 

Estas son los tipos de rascadores que existen y sus características, debemos de elegir el que creamos que nuestro gato va a estar más confortable, por tamaño o por la forma que tenga de arañar para limarse las uñas. Además, también es importante que tengamos en cuenta el espacio que tengamos en casa.