Son rascadores muy altos, ocupan poco espacio y con la opción de cogerlo al techo los hace muy estable. Si no tenemos mucho espacio en casa y quieres que tu felino tenga varios accesorios en uno, los rascadores con fijación el techo son los adecuados. Tienen zona de descanso, de juego para subir y bajar por los diferentes pisos y para esconderse en sus casitas.